Indura Beach Ficohsa

El complejo turístico Indura Beach & Golf Resort es un atractivo que gira alrededor de un campo de golf de 18 hoyos y  de un hotel “boutique” cinco estrellas, que nació con la idea de impulsar el turismo en el país. 

Fue invertida en la primera etapa de este gran proyecto, una cantidad aproximada de 120 millones de dólares, unos 2.400 millones de lempiras.

Está constituido por un campo de golf de 18 hoyos, nueve de ellos en medio de la jungla y el resto junto al mar, con vista a las reservas Punta Sal y Punta Izopo.

Además, cuenta con una zona residencial de 84 lotes y un hotel cinco estrellas con 120 habitaciones distribuidas en 30 villas.

Las 30 villas del hotel se muestran imponentes a lo largo de la playa. Estas constan de dos pisos (condovillas) y se encuentran conectadas unas con otras por senderos.

Opinión del proyecto Indura Camilo Atala Faraj 

El presidente de la importante Fundación Ficohsa, el empresario Camilo Atala Faraj, comenta que con este proyecto vacacional tratan de colocar a Honduras en el mapa del turismo mundial.

De igual manera, contribuyendo a ampliar las fuentes de empleo para los hondureños y a mejorar la calidad de vida del pueblo, ya que hasta el momento ha generado unos 1.250 empleos directos y 3.200 empleos indirectos.

Distribución del Indura Beach Ficohsa 

El Indura Beach & Golf Resort pertenece un 49% al Estado y el 51% a la empresa privada.

Donde el gobierno proporcionó las 312 hectáreas donde se ejecutan las obras, así como su urbanización, luz y agua; mientras que la empresa privada ejecuta la obra y la comercializa.

En ese sentido, el proyecto contribuye a ampliar la fuente de empleos y a mejorar la calidad de vida del hondureño, tanto así que, la iniciativa de Indura puede contar a futuro con dos hoteles adicionales que estarán sumando 550 llaves.